martes, 18 de octubre de 2005

Parto ¿inminente?

La Princesa, en su último acto oficial, el pasado 12 de octubre. (Foto: AP)
 
 
El Príncipe sugirió el pasado 12 de octubre que el parto podría adelantarse y unos días después, corre con Letizia al hospital porque la madre siente contracciones. En la clínica están listos por si acaso. El agua del Jordán para el bautizo del séptimo nieto de los Reyes ya está en camino y los vecinos del centro médico donde nacerá el bebé ya han fijado tarifas para alquilar sus terrazas a los medios. Todo apunta a que el parto de la Princesa está muy cerca.

 

De hecho, el embarazo de Letizia ha entrado en su recta final. Fuentes de la Casa Real han explicado que la Princesa de Asturias se encuentra ya en su último mes de gestación y que el parto se espera para la segunda quincena de noviembre. Sin embargo, el Príncipe expresó a algunos periodistas en un encuentro informal tras la recepción del Día de la Fiesta Nacional que el alumbramiento podría adelantarse y que él hará lo posible por estar presente cuando nazca su primogénito.

 

Letizia Ortiz ha estado atendida por el doctor Luis Recasens, ginecólogo que se encargó en su día de los dos embarazos de la Infanta Elena. La elección de la Clínica Ruber para el parto ha sido un secreto a voces que se ha desvelado en la primera 'carrera' de los padres primerizos al hospital. Será pues este centro privado situado en la tranquila urbanización madrileña de Mirasierra la estrella de todas las miradas en las próximas ¿semanas?, ¿días?

 

Desde hace algún tiempo, la Clínica Ruber Internacional tiene dispuestas varias habitaciones -tres, señalan algunas fuentes- y el personal médico del centro firmó poco después de conocerse la noticia del embarazo de la Princesa un compromiso de confidencialidad que les impide expresamente dar ningún dato personal o clínico de los pacientes de la Clínica.

 

También en Oviedo, ciudad a la que los Príncipes tienen previsto acudir el próximo viernes para entregar los premios que llevan su nombre, han tomado precauciones. Según fuentes de la organización de los galardones, se ha reforzado el dispositivo médico que habitualmente se prepara para eventos de tales dimensiones. Y eso que aún no está claro que Letizia Ortiz vaya a acudir a la ceremonia. Serán los médicos, según Zarzuela, quienes tomen la decisión en el último momento.

 

¿Niño o niña?

 

Otra de las grandes incógnitas que se desvelará el día que Letizia Ortiz dé a luz será el sexo del bebé, un dato que la Casa Real jamás ha ofrecido a la prensa en el caso de los embarazos de las infantas. El semanario Época difundió un comunicado en mayo en el que aseguraba que "los Príncipes esperan un varón".

 

Pese a que en aquel momento la Casa Real desmintió que los padres conocieran el sexo del bebé que esperan, Época se reafirmó en su información. "Nuestra fuente es fiable. Mantenemos nuestra versión a pesar de todo. El tiempo nos dará la razón", declaró a elmundo.es el director de la publicación, Alfonso Basallo. Según Época la Princesa se habría sometido a una "biopsia corial", destinada al diagnóstico prenatal en los primeros tres meses de embarazo.

 

El sexo del primogénito de los Príncipes es un asunto de Estado. Si su primer hijo fuese niña, no tendría derecho a convertirse en heredera el día que su padre sea rey, a menos que no tuviera hermanos varones. En ese caso no se repetiría la 'discriminación' que ya tuvo lugar con el nacimiento de Felipe de Borbón. Él desplazó a su hermana mayor, la Infanta Elena, en la línea de sucesión.

 

No se ha vuelto a publicar nada firme sobre el tema pero la prensa ha dado por hecho que será un varón, en parte por la tranquilidad con la que la Casa Real y el Gobierno se han tomado el asunto. El nacimiento de una niña complicaría las cosas a un Ejecutivo comprometido con la igualdad de la mujer.

 

Los otros seis nietos que tienen ya los Reyes han sido bautizados en el Palacio de la Zarzuela. Según la tradición de la Casa Real, los recién nacidos reciben el sacramento con agua del río Jordán. El pasado domingo, el fraile Ovidio Dueñas, encargado del almacén de objetos religiosos del convento de los frailes franciscanos de Jerusalén entregó los recipientes con el agua al Cónsul General de España en Jerusalén y en los territorios palestinos, José María Ferré, quien los hará llegar a la Casa Real.

 

Es costumbre en la Familia Real española bautizar a los niños en su primer mes de vida. Aunque tampoco se ha confirmado oficialmente, fuentes oficiosas apuntan a que serán su abuelo paterno, el Rey, y su bisabuela materna, Menchu Álvarez del Valle, los padrinos del niño.

 

Todo está preparado, por tanto, para la llegada del heredero del heredero. Incluso los vecinos de la clínica en la que Letizia dará a luz. Hasta 4.500 euros por día cobran quienes cuentan con terraza 'golosa' para fotógrafos y televisiones.

 

Un vecino de la zona, desde cuya vivienda se ve la parte posterior de la clínica -no su entrada principal- se ha puesto en contacto con diversos medios de comunicación para ofrecer su casa, "24 horas al día". Por una jornada cobra 4.500 euros. Por dos días, 3.000 euros cada uno de ellos y si la cosa se alarga más de tres, 2.500 euros diarios.
 
 
Fuente: El Mundo

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.